viernes, 21 de septiembre de 2012

No todos los amigurumis son adorables

El amigurumi no son sólo animalitos adorables, mascotitas cursis y juguetes en diminutivo. Qué va. Hay mucho más. Se puede hacer de todo con el ganchillo. Hasta monstruos.


Por encargo de un amigo, que me pasó este enlace, he cosido esta versión de Nosferatu. Sí, un nosferatu de crochet, ¿por qué no?

Como veis, la versión en lana del vampiro es un poco más regordeta, pero la palidez, las orejas alargadas y el look siniestro lo comparten.

Ah, y lo mejor de todo, el patrón original está en español.
Aquí tenéis al Nosferatu tomándose una tosta de queso y mermelada.

Si tenéis ganas de más patrones de amigurumi, estoy colaborando con la página Las Manualidades, también bajo el nombre de Ganchitos. Todas las semanas publicaré ahí un patrón explicado paso a paso, con sus fotos y todo.

¡Tejed mucho!