domingo, 27 de mayo de 2012

Un pájaro gordo

Os decía en el anterior post que mi primer amigurumi había sido el conejito pero que, para aquellas que estaban empezando de cero, creía que era mejor otra opción. Esa opción es el pájaro gordo de la foto. 


Muy sencillo de hacer, este pájaro con sobrepeso no requiere materiales extra como retales, botones... y apenas hay que coser piezas. Si estáis empezando, os animaría a hacer como primer amigurumi a este pajarito regordete. Su patrón lo saqué de aquí. Sí, está en inglés, pero es tan sencillo que, siguiendo las pautas de los números de puntos por vuelta, es más que suficiente para entender lo que hay que hacer. 


Para aquellos a los que el ganchillo os suena a chino mandarín, pero queréis aprender, os puedo recomendar los tutoriales que yo he seguido. Y no penséis que me he apuntado a un cursillo. Qué va. Menos la cadeneta (punto básico del ganchillo) que me había enseñado mi madre allá por los 80, no sabía nada de ganchillo. Pero los tutoriales de la página gancho y agujas me salvaron la vida. Explican los puntos básicos en el orden correcto, y despacito. Es decir, primero hay que dominar cómo se hace la cadeneta. Luego el punto bajo. Después aumentar. Luego disminuir, que son los pasos gracias a los cuales se consiguen las tres dimensiones. Yo personalmente todavía no domino el anillo mágico, y cada vez que quiero hacerlo tengo que volver a ver el tutorial, pero no hace falta saberse este paso para construir tus primeros amigurumis. Lo fundamental, insisto, es saber hacer cadeneta, punto bajo, aumentar y disminuir. Con eso ya puedes hacer muchísimos amigurumis, como el pájaro gordo.

Os recomiendo que vayáis viendo los tutoriales y dándole al pause para comprobar que lo estáis haciendo bien. No os desaniméis y deshaced lo hecho si el resultado no se parece en nada al video.

¡Suerte!