martes, 5 de noviembre de 2013

Probando nuevas técnicas: peluches con lana

Os presento a Rosita:


A primera vista os parecerá un amigurumi como tantos otros que he ido publicando por aquí. Pero no es un amigurumi, es un peluche hecho con agujas de tejer lana, no con aguja de ganchillo. Ésa es la diferencia entre una técnica y otra, aunque en el resultado final, a primera vista, no se note.

Aquí, las orejas de la elefanta Rosita.

Por supuesto, las aficionadas a tejer sí que notamos la diferencia, porque el punto es distinto.

Mientras con el ganchillo encontramos punto bajo, punto raso, punto alto y en el amigurumi aumentamos y disminuimos los puntos para crear las formas redondeadas, al tejer con lana se usa el punto al derecho y el punto al revés.

¿Y por qué me ha dado por probar nuevas técnicas? Pues ha sido gracias a mi amiga Rebeca, que me ha pasado este simpático kit con todo lo necesario para tejer a Rosita.















En la caja venía incluído tanto el material, como unas instrucciones explicando tanto el patrón como los puntos básicos de tejer con lana. Una manera estupendísima de iniciarse, sólo le he encontrado un problema. No sé si por una cuestión de espacio o porque el kit está pensado para que los niños también lo usen, las agujas que incluía eran de plástico y muy cortas. Era incomodísimo tejer con ellas.

 Y vosotros, ¿tejéis con lana además de con ganchillo?, ¿cuál es vuestra técnica favorita?