martes, 4 de diciembre de 2012

Navidades cool

Se puede ser de Pepsi o de Coca Cola. De Nesquick o de Cola Cao. De los Beatles o de los Rolling. De Blur o de Oasis. De Taylor Lautner o de Robert Pattinson...

Y te puede gustar la Navidad o no.

Yo soy de las que detesta la Navidad, pero no por eso hay que renunciar a hacerla un poco menos tópica ¡Y qué mejor para eso que unos adornos de amigurumi!


Estos calcetinitos quedan ideales en abetos urbanitas. Porque sólo si vives en un chalet adosado con jardín en Wisconsin o Massachusets puedes permitirte un abeto enorme, recién talado en los bosques que rodean tu urbanización. Los que vivimos en Madrid, en pisos con ascensor minúsculo, tenemos que optar por el típico abeto de plástico de los chinos que mide medio metro. Y con eso no hay quien tenga un poco de espíritu navideño.

A no ser que lo decores con estos calcetines tan cucos. 


El patrón lo he sacado de aquí, donde las fotos del paso a paso ayudan mucho, aunque no seguí el patrón al pie de la letra.

Estos adornos de árbol los podéis hacer con cualquier color. Yo he optado por los tonos típicos de Navidad, el rojo, el verde, el blanco y el azul.


¡Tejed mucho y bien!